Agricultura sostenible

Una agricultura sostenible es el primer paso hacia un desarrollo sostenible y debe tratar de mantener la Biodiversidad a través de la mezcla de la innovación y el conocimiento tradicional.

La Sostenibilidad de un sistema agrícola no puede ser evaluada sin tener en cuenta la sociedad en la que se desarrolla y el número de personas que tienen que alimentarse y vestirse. Además, la producción se debe conseguir sin un impacto negativo a largo plazo sobre el medio ambiente y la salud de la población.

PRODUCTIVIDAD AGRÍCOLA

  • En Países Desarrollados, donde la productividad agrícola es elevada, el objetivo es disminuir el impacto de la agricultura sobre el área cultivada y mantener los ingresos de los agricultores.
  • En Países EN Desarrollo, el tema más preocupante es el crecimiento de la población, ya que según las estimaciones de la FAO, en el año 2050 el planeta contará con una población de más de 9.000 millones de personas.

En los próximos años la superficie de tierra arable per cápita disminuirá, se incrementará la escasez de agua y cada agricultor tendrá que alimentar a más población. Por tanto existirá la necesidad de incrementar los rendimientos.

Un incremento de la productividad agrícola que permita la conservación de las áreas forestales limitará la erosión del suelo, mantendrá el nivel de suelo fértil y estabilizará los rendimientos. Por tanto se conservará la Biodiversidad y la calidad del aire y el agua.

Con la mejora de las variedades también se contribuye a reducir el coste de producción por tonelada, lo que conlleva disminuir los gastos de los agricultores y mejorar las economías rurales.

Evolución de la población según la ONU